Imprimir

Anubis Crematorio de Mascotas, le facilita un final digno para su mejor amigo

La mayoría de los hogares consideran a su mascota como un miembro más de la familia, pero al producirse la muerte de la mascota, el dueño se pregunta qué hacer con sus restos. Muchos los entierran en el campo, jardín, lo llevan al basurero, a un rio o lo tiran a un pozo. Estos restos constituirán focos de contaminación ambiental. Tras la muerte del animal empieza un proceso de putrefacción que contamina los suelos, aguas y aire provocando un problema de salud pública.

El proyecto de Anubis, al igual que el antiguo Dios egipcio homónimo quién era responsable de embalsamar los cuerpos de los faraones, guiarlos a la necrópolis y protegerlos con su vida, nace con la vocación de dar un final digno a los animales de compañía de nuestra región. Tratar a nuestras queridas mascotas con la misma deferencia con la que lo hicimos en vida es una necesidad que, más allá de sentimentalismos, es un servicio necesario para asegurar la Salud Pública y el respeto al medio ambiente, según se recoge en la normativa vigente.

No ha sido casualidad que dos empresarios, una de ellas veterinaria de profesión, hayan elegido este nombre como referencia de su empresa.

Motivos para montar estas instalaciones hay varios:

 El primero es la propia Ley europea, la cual prohíbe enterrar a los animales a no ser que sea en un lugar (vertedero autorizado) predeterminado y legalizado. Este lugar no existe en Castilla-La Mancha, aunque sí lo hay en otras comunidades autónomas.

El segundo es dar a la mascota un tratamiento semejante al que se le da a un ser humano. El tercero es evitar que los dueños tengan que dejar el cadáver de forma clandestina en cualquier lugar  como si fuese una basura (con los peligros de contaminación sanitaria que ello conlleva), y,  además, sufrir por ello.

El servicio que ofrece Anubis Crematorio de Mascotas es:

1.         La cremación individual, que sigue una dinámica similar a la incineración humana. Las cenizas son introducidas en una bolsa hermética y éstas, a su vez, son depositadas en una urna especial. La opción individual permite, por tanto, recuperar los restos de cualquier animal de compañía, desde un perro hasta un loro. Esta empresa certificaría todos los procesos de cremación realizados expidiendo a tal efecto un certificado. Dispone  una  amplia gama de urnas y de servicio de recogida y entrega a domicilio.

2.         En cuanto a la cremación colectiva, señalar que esta opción no posibilita la recuperación de las cenizas, aunque estas son trasladadasa un gestor autorizado de residuos  donde son depositada en una fosa común

Hay dos factores que hacen que el cliente opte por estas opciones:

Factor sentimental: Porque cada vez los dueños de mascotas están demandando más este servicio para darles un final digno a sus animales de compañía.

Cuestión Legal, Salud Pública y Medioambiental; Cumplimos la obligación legal y solventamos el problema de salubridad y medioambiental

Además se cuenta con una sala velatoria  en la que se puede esperar, tomando un café, mientras se realiza la cremación.

Uno de los principales objetivos de esta empresa es humanizar en todo lo posible el tratamiento de las mascotas que mueren. Gracias a esta iniciativa se puede cumplir la normativa que explica el Reglamento CE 1069/2009 de 21 de octubre